Gobernar es Servir

Cuando los gobernantes al fin entiendan que gobernar no es mandar sino SERVIR; entonces y sólo entonces habrán verdaderas DEMOCRACIAS....


Y es que no queremos mandatarios, lo que queremos son SERVIDORES... servidores públicos...

Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

miércoles, 9 de enero de 2008

Gaia

Gaia está sufriendo, Gaia está dolida,
ya no aguanta nada, Gaia está vencida,
Gaia solo pide clara despedida
de ese monstruo cruel que le quita vida.


Gaia suda sangre, Gaia tiene fiebre,
Gaia ya no aguanta tanta tonta afrenta,
tiene un virus malo, tiene un mal microbio:
esa dama santa solo siente oprobio.

Gaia no resiste a ese ser infame
que sus venas pudre, roe y petrifica,
ese ser soez, ser de sien sangrienta
hijo de su sangre, polvo de su tierra.

Gaia se despide, dice y se desdice
sabe solo ser sierva de sus hijos
quienes la condenan como callejera
y así se condenan también ellos mismos.

Gaia está muriendo, Gaia está en querella
y es el ser humano la maldad en ella.




Explicación: En los años ochenta, en el mundo biológico surgió la hipótesis Gaia, La hipótesis o Teoría de Gaia es un conjunto de modelos científicos de la biosfera en el cual se postula que la vida fomenta y mantiene unas condiciones adecuadas para sí misma, afectando al entorno. Según la hipótesis de Gaia la atmósfera y la parte superficial del planeta Tierra se comportan como un todo coherente donde la vida, su componente característico, se encarga de autorregular sus condiciones esenciales tales como la temperatura, composición química y salinidad en el caso de los océanos. Gaia se comportaría como un sistema auto-regulador (que tiende al equilibrio). La teoría fue ideada por el químico James Lovelock en 1969 (aunque publicada en 1979) siendo apoyada y extendida por la bióloga Lynn Margulis. Lovelock estaba trabajando en ella cuando se lo comentó al escritor William Golding, fue éste quien le sugirió que la denominase “Gaia”, diosa griega de la Tierra (Gaia, Gea o Gaya).
(Explicación tomada de Wikipedia)


martes, 8 de enero de 2008

No basta con rezar.

No, no, no basta rezar
hacen falta muchas cosas
para conseguir la paz
-Alí Primera-






Reza el pobre, reza el rico,
reza el cura y el ateo,
reza el juez y reza el reo
y este mundo se hace añico.

Rezan con buena intención
desde la total indiferencia
mientras usan a la ciencia
para la aniquilación.

Rezan con fe y altruismo
mientras se ensaña el hambre
con su hórrido calambre
por causa del arrivismo.

Rezan con fe y altruismo
mientras el hambre aprieta;
el poder es la cruel meta
del reino del egoísmo.

Cuántos rezos y clamores
hasta el cielo han arrivado
pero el hombre es calculado
entre cifras y factores.

Cuántos niños ya se han muerto,
cuántos más son mutilados
y sus gritos son callados
pa' que no se vea el entuerto.

Cuántas viudas lapidadas
agraviadas por el luto,
piden paz, piden su fruto
para esta Tierra enfangada.

Y La Tierra gime y llora,
sufre al Homo inconsecuente
que destruye avidamente
la Natura, y la devora.

La devora, la devora
la Natura la devora.

No, no, no, no basta rezar
hace falta voluntad
para conseguir la paz.

No, no, no, no basta rezar
hace falta empatía
para conseguir la paz.

El hambre (poema en liras)

El hambre es alimaña;
en la pobreza crítica ella mora,
allí es donde se ensaña
y todo lo devora
y el brillo de los ojos descolora.

Es un padecimiento;
tortura eternizada en la demora
de un plato de excremento,
y un niño que atesora
basura aderezada con la flora.

El hambre es una furia
que roe sin piedad el firmamento,
transforma así en penuria
el goce del momento
y todo buen y sano esparcimiento.

Es bestia indetenible
el hambre que se cuela impertinente,
trocando en inservible
el sueño pertinente
que escapa de los pliegues de la mente.

El hambre es una llaga
que aleja raudamente la terneza;
llamita que se apaga
y mueve a la pereza
y baña con su fluido la tristeza.


Es una circe insulsa
el hambre que esclaviza como diosa,
es la flama convulsa
maligna y perniciosa
que al cuerpo agrede parca y alevosa.

El hambre es delincuente,
pariente despreciable de la muerte;
es quien derrumba el puente
que al reino de la suerte
conduce al hombre cuando se hace fuerte.

Es fiera destructora
el hambre que revierte una promesa,
es llanto a toda hora
con lágrima que espesa
un sórdido lamento aquí en la mesa.


El hambre en los hogares
se viste propiamente de destreza
y llena los altares
con ansias de grandeza
que luego se transforman en pobreza.

Por ella una fisura;
que se abre cual herida despiadada,
corroe con premura
la paz en la mirada
de un niño cuyo sueño es de bandada.

El hambre es la condena
por una cruel sentencia publicada.
Es miedo; que da pena,
de estar en la velada
dolida, quejumbrosa y lastimada.

Con ella la cultura
esquiva toda regla impunemente.
El hambre es sepultura
que entierra totalmente
valores y auto estima de la gente.

El hambre es pensamiento
que cubre plenamente el orbe todo;
es hórrido tormento
creado por el modo
en que la sociedad busca acomodo.

Con cara de cemento
sonríe taciturno y devastado;
mirando al pavimento,
el que ha sido golpeado
por un destino avieso, sin bocado.

El hambre es el planeta;
pues cada quién es criminal inerte:
buscando como meta
el beso de la suerte
se olvida que es esclavo de la muerte.

Aborto.

Por tu vientre inflamado
el futuro te amenaza;
desde el banco de una plaza,
cual dolor desesperado.

Fue un placer ya olvidado,
un disfrute, una algaraza,
ese llanto que hoy emplaza
a un destino despiadado.

En un grito amordazado
una idea te atenaza:
-¡este fruto no lo quiero!-

Solitaria y aterrada,
sin nadie a quién acudir;
quieres transgredir el fuero.

Sin pensar en la llamada
que la muerte ha de esgrimir;
has decidido abortar

para dejar de cargar
ese dolor incongruente
del que tú eres inocente.

Epílogo: la niña murió desangrada
en manos de una comadrona dejada.

Atracaron a mi hijo quinceañero.

Hoy, mientras llegaba a mi casa
dos famélicos individuos
atracaron con decencia
a mi hijo quinceañero.

No lo lastimaron,
gracias por eso; señores delincuentes;
le quitaron el celular y cinco mil bolívares
o sea nada,
pues no le quitaron la vida.

Llegó pálido a mi casa
asustado como nunca,
pero dijo que no juzga,
que él sabe que hay hambre y miseria,
y que Megalómano invitó a robar por televisión:

-Si tus hijos tienen hambre, roba-
Dijo el hombre, ya siendo presidente.

El Wasón gobierna Ciudad Gótica
pero no hay batman que nos salve,
nueve años de elecciones parcializadas,
viciadas e inútiles
mientras todo el país se hunde,
se hunde
se hunde
se hunde...

El hambre sí es problema nuestro

Esta madrugada
el hambre arremetió contra mi morada,
robándose un cable de electricidad,
para vender el cobre y poner así
pan sobre la mesa de alguien sin empleo.

Hace unos meses
el hambre arremetió contra mi morada,
llevándose el medidor del agua,
para vender el cobre y lograr así;
otro indigente alimentar a su familia.

¡No!, el hambre no es problema ajeno,
es también problema mío,
porque me afectan las consecuencias de su ira;
no todos se conforman con bocados
hallados en pipotes de basura.

No todos se someten a vivir como animales,
-como perros, gatos y zamuros-
de las sobras de los basurales.

No todos se conforman con recoger latas y botellas
y vendérselas a las grandes empresas,
o con intentar entrar a la rosca buhoneril.

Algunos roban los cables y medidores
de ciudadanos indiferentes, indolentes y apáticos.
Algunos atracan con picos de botella, chuzos o chopos.

¡No!, el hambre no es problema ajeno,
también es problema mío,
también es problema nuestro.


Buhoneril: relativo a los buhoneros, es decir a los trabajadores de la economía informal.





El país está encendido

El país está encendido,
mucho estudiante preso,
mucho estudiante herido.

El país está prendido
¿quién podrá defendernos?
pues no, aquí no hay
Chapulín Colorado.

El país más rico del mundo

El país más rico del mundo
rebosa de pobreza crítica,
¡hambre y miseria!
¡Miseria y hacinamiento!
en Venezuela...

Resulta entonces evidente
que este grito impaciente
nos pertenece a todos
los latinoamericanos;
secuestros, violencia
legión de inclemencias,
las muertes más cruentas
las vidas en venta...


Tristeza, amargura
demencia y locura
en estos parajes
de hórridos viajes
hacia la pesadilla cotidiana...


Abrazo el mañana
y con todos consiento
que llegó el momento
de crear conciencia.

Se me acabó la paciencia...
Igualdad de oportunidades
para resguardar nuestro orgullo...
(Porque en un leve murmullo
escucho el canto a coro:
¡queremos trabajar!)
¡No a la igualdad comunista
que nos mide con la misma vara
a pesar de nuestro esfuerzo...!
y nos pone par en par
con aquellos que parasitan a nuestra sociedad...

¡No a la igualdad en la ignorancia y en la pobreza...!
¡Sí a la igualdad de oportunidades...!

Has saboreado entonces la hiel
empática e impotente
que en el alma desguasa
toda esperanza futura...

El pintor déspota

"Ya es hora de bajar a los héroes de sus pedestales
y a los mártires de sus cruces"




Había un pintor sobre la tierra casta;
eran ametralladoras, sus pinceles,
eran las torturas, sus lienzos,
eran las cadenas, sus cuadros.

Un árbol deshojado y desarraigado,
y mil pájaros desbandados en desordenada huída:
La soledad como fondo
y la muerte cual figura.

Hay un pintor sobre la tierra arada,
es la opresión, su obra,
es la maldad, su retrato,
es la sangre derramada
por millón de corazones rebeldes
el óleo para sus pinturas.

El que siembra vientos... ( frase biblica)

Aquel que siembre odios, cosechará guerras,
el que siembre miedos, cosechará sublevaciones,
el que siembre desesperanzas, cosechará traiciones,
y el que siembre engaños, en esta nuestra Tierra
solo cosechará hipocresía
falsedad y desilusión
y la lúgubre fantasía
de ser un dios o un napoleón.

Delirio...

La megalomanía es común a los dictadores
la historia se repite, se repite el sudario,
solo cambian los actores,
solo cambia el escenario,
pero el guión es el mismo
en los bordes del abismo.

Demasiadas veces la tiranía
se ha disfrazado de revolución;
para excusar la opresión
y aniquilar la poesía
que hay en la libertad y la vida.
¡La causa no está del todo perdida!

Pero las verdaderas revoluciones
son cambios progresistas para el bien común.
Renacimiento, revolución industrial, revolución informática,
esas son las revoluciones en las que yo creo.

Las demás solo son revoluciones de malandros
o como quien dice " quítate tú pa' ponerme yo".

Las demás solo son excusas
para afianzar el despotismo
y enquistar nuevas oligarquías...
en nombre del bien común ( jah )

El tridente

La blusa apolillada cubre los senos
del mundo, desesperado por renacer
de entre las cenizas y del cieno
forjados por hiel y veneno.

El pantalón arratonado tapa las nalgas
moradas del despelote que se hincha
en medio del mar, por sobre sus algas.

El mundo es un tonel de inmundicia
tumba astros y soles con su fuerte hedor;
las constelaciones vomitan
y las galaxias están nauseadas.

El ácido sulfúrico es parte de la lluvia:
¡es la lluvia misma!
No hay playa sin latas y picos de botella
¡no es playa sin ellas!
El ozono, rey de la estratosfera
clama piedad ante la guillotina
que implacable se avecina.

Miles de cadáveres pisciformes flotan en la mar,
miles de pájaros multicolores dejan de trinar.
Venden los seres vivos del mundo sus almas al diablo.

¿Pero, quién es el diablo?

Siento una cola brotar de mi espalda
siento dos cuernos brotar de mi frente
y entre mis manos, siento un tridente

¡siento un tridente!...

En un continente muy muy lejano

En una tierra muy muy lejana
se reunieron cinco demonios
para definir los destinos de un continente.

Barbablanca, Verrugafrontal, Bigotudo, Peloliso y el Clon
discutían la posibilidad de crear un nuevo imperio
totalitario en el continente.
Querían sembrar guerras civiles,
numerosos Vietnam
como dijera públicamente uno de ellos,
el señor Verrugafrontal;

-Mi terruño está a la orden-
repuso Peloliso;
-Yo ya lo intenté en mi comarca
pero me estrellé contra un pueblo libertario-
replicó Verrugafrontal,
-Pero vamos bien, comprando conciencias,
mintiendo descaradamente,
criminalizando a los mártires,
heroízando a nuestros delincuentes y mercenarios,
cercenando libertades-
afirmó Barbablanca...

Y el desenlace de esta fábula
aun está por escribirse
en un continente muy muy lejano.

Fanatismo y razón.

Cuando el fanatismo vence a la razón
hablar mucho es peligroso,
el humorismo es un delito,
la disidencia es contrarrevolución.

Pero el pensamiento a nadie pertenece,
no se puede encarcelar pensamientos,
solo personas.

Y aun no he entendido la diferencia entre presos políticos y políticos presos.
Si es que la hay....

¡Qué puedo decir...!

Duele ver hermanos divididos por palabras que ni conocen,
al menos si usáramos más el diccionario...
sabríamos que para ser oligarca primero hay que ser gobierno
y para ser escuálido primero hay que estar harapiento, pálido y desnutrido.

Y como dijera un tiempo la tan extrañada Rochela
¡Ay Andrés Bello!, ¿Qué hemos hecho con tu idioma...?

Hipocresía

Cuando la hipocresía
se enquista en el poder,
los delincuentes son heroízados,
las víctimas son criminalizadas,
el mal reina impune...

Cuando la hipocresía manda....

Homenaje al estudiante venezolano

Hay un canto galopante
que recorre Venezuela;
canto que brinca y vuela
de labios del estudiante:

-¿Quienes somos?
estudiantes.
¿Qué queremos?
¡Libertad!.-


Hay un grito inminente
que se alza al cielo pío;
grito de amor bravío
que se riega entre la gente:

-¡Y no, y no, y no,
y no nos quitarán
el derecho a protestar!-


Hay un pueblo que se abraza
por amor a la verdad;
no hay credo, ni clase ni raza
que no exija la verdad.

Estudiantes soberanos;
viva voz de los hermanos
que pedimos democracia
paz, amor, sinceridad.

Estudiantes valerosos
exigiendo libertad,
en honor a la verdad
con su canto poderoso.

Inframundo

Hay lugares en el mundo
en que el respeto es un cuchillo
clavado por vanas ideologías,
el derecho a la vida
es sentencia de muerte
y la tan mentada paz
es paloma rostizada.

Hay lugares en el orbe
en que las banderas son trapos
manipulados por bandos y hordas
a conveniencia.

Necesitamos conciencia
sana y ecológica,
sistémica tal vez...

La impunidad es ya hábito
el secuestro es tradición
y reina la traición.
Y toda marcha pacífica termina en matadero.

Hay lugares en el planeta
en que la ignorancia se crece,
la pobreza es vampiresa, chupasangre
y el pueblo ignorado e ignorante
está a merced del hampa.
La delincuencia gobierna
en los barrios marginales
y la justicia no sólo es ciega,
también es sorda y muda.

Hay lugares de inframundo
en el mundo, en el mundo...

La bondad indiferente

La bondad indiferente
no es más que cobardía
disfrazada de santidad.

La maldad gana terreno
cada vez que la bondad
da la espalda a los sucesos;
porque no nos concierne,
porque no es asunto nuestro...

Pero la realidad
suele estallarnos en la cara,
bajo nuestras propias narices
cuando menos lo esperamos...

¡Y todavía nos quejamos!

La maldad tan sólo avanza
cuando la bondad
se torna indiferente...

La culpa es del imperio

Se dañó el fregadero, se rompió el televisor
la nevera ya no anda ni anda el motor
del automóvil.

¡La culpa es del imperio!...

Se nos murió el amor, el divorcio ya está en puerta
y te digo a ciencia cierta
que la culpa es del imperio.

La guerra.

¡Aaaaaaaaaaaaaaaa!
¡Mi pierna, mi pierna!
¿Dónde está mi pierna?
Se la llevaron los cuervos
sobre una nube lejana
cuando cayó en tus botas
la explosiva mañana.

¡Aaaaaaaaaaaaaaaa!
¡Mi brazo, mi brazo!
¿Dónde está mi brazo?
Se lo llevaron los peces
a piélagos perdidos
cuando explotaron los sueños
que se quedaron dormidos.

¡Aaaaaaaaaaaaaaaa!
¡Mi amigo, mi amigo!
¿Dónde está mi amigo?
Se lo llevaron los ángeles
a cielos almidonados
cuando se hundió la explanada
bajo los cuerpos ajados.

¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaa!
¡Mi alma, mi alma!
¿Dónde está mi alma?
Se la llevaron los buitres
a infiernos desmoronados,
cuando las armas dejaron
tantos cuerpos desmembrados.

En una explosiva mañana
de odio, rencillas, dolor y muerte
el campo vistióse de grana...
se impuso la guerra, nefasta tu suerte...

La Rochela

Bienvenidos rocheleros
a este rincón de la risa,
no es agravio una sonrisa
ni es insulto ser sincero,
que aunque así fuera el sarcasmo,
se convierte en un orgasmo
de alegría y elegancia.

Se convierte en la fragancia
que decora lo risueño
y adorna con carcajadas
hasta las cuitas pesadas.

Bienqueridos rocheleros
que estrenaban la semana
con risotada temprana
con cariño y con esmero.

Lamentamos su partida
pues embellecen la vida
y esperamos el regreso
de ese programa travieso,
de nueva y gran audición.

Devuélvannos la emoción
de gozar de la humorada,
devuélvannos la cruzada
por la eterna carcajada.

Los últimos adioses.

Cúspides de cielo raso
bajo techos de algodón almidonado:
¿es este el pedazo
de planeta que ha sido restaurado?
¿Cómo será entonces el que ha sido abandonado?

Saludo al margen de las cosas
saludo al horizonte
al encanto marginal de las fosas
y al frescor del monte.

Saludo a cada estrella que elegante
engalana los cielos campestres
con brillor inusitado y trepidante
con fulgor andino y agreste.

Saludo también al mar, por ser salado
y a la epopeya de estar enamorado.

Salve Homo Sapiens, rey ogro coronado,
salve monstruo devorador de paisajes,
cavernícola infantil, inconciente armado
demoledor de selvas, lugares y parajes...

Te saludo aunque juegas como un niño
con las armas infernales de los dioses:
¡¿serán éstos nuestros últimos adioses?!!

Miedo a la libertad

El problema no es la dictadura
sino el miedo a la libertad.
Para ser libres hay que ser responsables
valientes, sinceros, amables.

El problema no es la mentira
sino el miedo a la verdad.

Mis navidades tristes. (el niño de la calle)

Yo vivo en las plazas
y duermo bajo los puentes,
no conozco más niños Jesús
que el jíbaro de la esquina.

Yo vivo en las calles
y duermo sobre las cajas,
tan sólo como de la basura
o de las sobras de la gente.

Mis navidades son tan tristes
como el resto del año,
igual de vacías
igual de inútiles.

¿Que si quiero un juguete?
y eso ¿para qué sirve?
¿Que si recibo regalos?
y eso ¿con qué se come?...

No hay

No hay leche.
No hay aceite.
No hay azúcar.
No hay huevos.
No hay pollo.
No hay carne.
No hay café.
No hay divisas.
No hay trabajo.
No hay viviendas.
No hay seguridad.
No hay gobierno.
No hay vida.
¡No...hay...vida!
Venezuela malherida,
acorralada y oprimida.
Venezuela caída
en las garras del comunismo.

Sólo hay más de lo mismo...


Nuestras calles

Nuestras calles sedientas
de angustia y desesperación,
se esconden tras las sombras
de esquinas siniestras,
habitadas por sicarios
y toda suerte de hampones.

Nuestras calles embarradas
por desechos y cadáveres
sin dolientes ni asesinos,
se retuercen ante el hedor
putrefacto del destino.


Nuestras calles abultadas
por los sueños de niños
sin recuerdos ni esperanzas,
deambulando entre la pega
y las bolsas de basura,
se estremecen ante aullidos
y clamores de tristeza.


Esas son nuestras calles
inundadas por el clamor silente
de voces mutiladas por la sangre,
pletóricas de calaveras
ingenuas e indefensas.
Trágicos gritos ahuyentan la bondad
y el rencor nos acorrala,
el rencor
nos acorrala...

Nuevos bastiones

Nuevos bastiones preparan la embestida,
el pueblo inocente desconoce
lo que fraguan los soberbios inmortales.

Y piensan someter; los dioses de un olimpo
de jardines yertos y flores marchitas,
a todo un nuevo florecer de la esperanza.

Y piensan golpear con la hoz funeraria
la alborada de un mañana en pañales,
de un mañana de amor y libertades.

Nuevos batallones de civiles codiciosos
pretenden imponer oligarquías partidistas,
a un pueblo que escogió una vez más
ser libre y soberano.

Para ser oligarca primero hay que ser gobierno,
¿es que acaso no lo saben?,
¿o es que no tienen diccionario?


Ranchos de cartón

Entre los hierros retorcidos de la noche,
cada hombre parece una chivera,
cada quién quebranta su derroche
de sueño; y transforma en papelera
sus noctámbulos deseos de surgir.
Y es así como claudican 

las justas aspiraciones de vivir.

Vagos desencantos y esperanzas engañadas
nos emboscan, nos abordan, nos aguardan

y tratan de descubrir
antiguas emociones de luces apagadas.
A todos nos tocará sufrir
desplantes, desmanes, decepciones vanas.
¡Se nos desintegran los mañanas!

En la cruel maraña de este cerro
cada araña ha tejido ya su red,
cada pulga ha tomado ya a su perro,
cada río ha saciado ya su sed.

Pero la fuerte lluvia insiste, persiste
en su ataque misilístico de gotas...
y el rancho prácticamente ya no resiste.
Ora el viento sopla, sacudiendo rotas
ventanas de papel. Y el techo de cartón
levanta su sombrero y muestra el corazón.
El primordial encanto de la muerte
ofrece a otra familia 

un ápice de suerte.

Roja rojita.

Nubes de metano olorosas y hediondas
salen de cada uno de los anos del planeta
y ascienden, alcanzando altitudes estratosféricas.

Densas nubes de metano hay, sobre la atmósfera,
cubierta de desesperanza ozónica.

Mientras;
aquí abajo,
en la palma de tu mano
mi asmática, entrecortada respiración
pide; de rodillas, perdón
a tu inanición corporativa.

Las cooperativas no cooperan,
se desintegran al compás del egoísmo.

Revolución, hermosa palabra, rayada como viejo disco,
cambio, cambio, cambio, cambio ansioso y deseado,
¿cambio de qué?
¿de populismo por populismo?
Todo sigue igual que hace eones
- o incluso peor, mucho peor-
siempre los mismos cuentos burdos.

Y mientras nos aplican el síndrome de la rana hervida,
dice y comenta el refrán:

" Aunque la mona se vista de seda
mona se queda".
Mona sedosa y muy mona, bella ella -la mona-
pero mona al fin, (peluda y bembona).

Y queriendo parafrasear, podría decir las palabras más cansonas esta noche:
Aunque la guanábana se coloque boina roja,
sigue siendo guanábana.

Y es que aquí, el único cambio verdadero ha sido
el mutar de la tan dichosa guanábana
en tomate, o en pomarrosa, o en el interior de la patilla.
(o como quien quiera, prefiera).

Ha muerto la oligarquía bipartidista.
¡Que viva la oligarquía comunista!
Roja rojita...

Y mientras acontecen estos extraños acontecimientos;
doña Democracia; vestida de gala, se asila
en la embajada de Pachulí,
y creyéndose libre al fin

Todos somos uno y el mismo

Llegó la hora de bajar a los héroes de sus pedestales
y a los mártires de sus cruces.

Llegó el momento tan ansiado de proclamar la paz,
de Norte a Sur, de Este a Oeste,
en todo el orbe terrestre.

Todos somos uno y el mismo.
Llego la hora de barrer el egoísmo
para siempre.

Tráfico de pensamientos ilustres.

Qué fácil resulta
traficar con el pensamiento
de ilustrados ya fallecidos,
y es que los muertos
no tienen derecho a réplica.

Porque si pudieran hablar
los grandes pensadores
mandarían a callar
a más de uno.

Tumbas de cemento yacen...

Tumbas de cemento yacen bajo cielos citadinos carbonizados;
los vientres de los siete mares vomitan petróleo,
vientos pletóricos de estornudos radioactivos
deambulan extasiados por la atmósfera,
narcotizados están los ángeles
y los santos están asqueados,
mientras los demonios gozan, se burlan, se ríen
de las desdichas del hombre.

Hay guerras despiadadas en donde se arrancan cabezas incautas,
hay mataderos en que desgarran las carnes pueriles hasta el hueso,
hay; por doquier, estallidos de guadaña iniciados por hipócritas carcajadas,
hay bullicio, estrépito de gritos, disparos y explosiones,
y hay quietud, silencio de féretro y de mármol,
silencio de lápidas, de capillas, de claveles.

Se desatan epidemias como enjambres de langostas que todo lo devoran,
hay leprosos, sidosos, tuberculosos, leucémicos, cancerosos.................
enfermos de todas las razas, enfermos de toda índole.
Y la sequedad inexpugnable de los desiertos avanza y no perdona,
los incendios devastan y devoran inocentes clorofilas;
hay pestilencias y genocidios de colores epidérmicos,
y odios; rencores profundos, arraigados en la sangre.

Hay querellas jamás declaradas, semejantes a besos de Judas,
y hay bolsas plásticas colmas de olores a fosa común.
Hay niñas deshojando sus más íntimas flores
por necesidad o por capricho o por deseos de gloria.

Hay ocultamiento y exposición de heridas nauseabundas y podridas,
hay manos sin uñas, bocas sin dientes, lomos sin piel, hombros sin cabeza,
gangrenas, heridas profundas, cicatrices inútiles.

Y aun hay cojos, mancos, chuecos, ciegos, sordos, mudos,
parapléjicos, locos y dementes en cantidades industriales.
Hay miríadas de caudillos de la muerte,
ejércitos desviándonos impunes de la buena suerte.

Hay atracos, ajustes de cuentas, secuestros, sicariatos y guerrillas,
urbanas y rurales...
y aun hay viudas, huérfanos, niños de la calle, ancianos en total abandono
buscando qué comer en los basurales periféricos.
Hay desaparecidos, torturados, inocentes ejecutados,
presos políticos y políticos presos.

¡Víctimas todas ellas del mal!, ¡sí, las hay!

¿Quién osa buscar el infierno
en las páginas de la Biblia?


Veladas intenciones.

Veladas intenciones
esconden las jaurías del desastre,
no aceptan el clamor de la esperanza,
rechazan sin más el poder de los debates,
escupen infames; sobre el fragor de libertades,
son sordos a los gritos del asfalto,
de la piedra y del arado.

Veladas intenciones
asechan a los pueblos redentores,
la reconciliación ha sido amenazada
por veneno de serpientes y alacranes
fingiendo el devenir de los decesos,
negando la existencia del contrario
que le adversa.

No existe nadie más que ellos mismos
no hay pueblo más allá de sus narices;
me siento alienado,
pues somos invisibles ante aquellos:
los funestos gobernantes del ocaso.

Se niegan a reconocer a nadie más
que no sea del fulgor de llamaradas,
de incendios y desvaríos delirantes.

Se niegan a ver a nadie más
que no sean los fanáticos violentos
que han puesto ellos mismos
sobre altares y pedestales ilusorios.

Vientos de Guerra Civil

Hablan de confrontación definitiva,
hablan de reforma para el pueblo
y el pueblo es una minoría
porque ni los chavistas están con la reforma
que pretende forjar una monarquía comunistóide
y fascista a todas luces.

El diablo se ha mudado a la Tierra de Gracia,
a dividir, a enemistar, a enfrentar hermanos,
ayer dos estudiantes muertos
nadie sabe a manos de quién.
Mañana, sólo Dios sabe cuántas fosas cavaremos.

¿Es ésta la revolución bonita?

Hablan de confrontación definitiva
y olvidan que todos saben
cuándo y cómo comienza una guerra civil
pero nadie sabe cuándo y cómo termina.
Dios nos agarre confesados...

Y naciste en una noche...

Y naciste en una noche tétrica y obscura; sin luna,
en la calle aquella en que la gente nace ya envejecida,
y creciste sin juguetes,
sin amigos,
sin mascota,
en el cerro aquél en que los niños son soldados sin patria,
y volaste finalmente
más allá de la poesía,
a la galaxia aquella en que las palabras se divierten
celebrando al amor, a la vida, a la belleza,
a la libertad, a la paz, al gozo, a la alegría...

¡No vuelvas!, aun no regreses,
mira que aquí las cosas no han cambiado
sino para empeorar:
los bebés siguen naciendo envejecidos,
los niños son militantes de rencores, venganzas y tristezas,
y las palabras se retuercen de dolor
sin que nadie las atienda.

Y rezan de buena fe

Y rezan de buena fe,
y rezan de corazón.

-Alí Primera.-



Rezan con buena intención
desde el alba hasta el oca
pero el hambre no hace caso:
nos aprieta el cinturón.

Rezan desde el corazón
con deseos de ventura
pero el hambre es sepultura
nos destruye la ilusión.

Y los niños barrigones
bien poblados de lombrices
tienen hartas cicatrices
lanzando mil maldiciones.

Y los niños desnutridos
con caritas de congoja
se preguntan;¡paradoja!,
si es que Dios no tiene oídos.

Y los niños pesimistas
en sus ojos de dolor
se preguntan con fervor
si es que Dios se ha vuelto autista.

Y los niños tan huesudos;
calaveras sonrientes
se preguntan tristemente
si es que Dios se ha vuelto mudo.

Se preguntan tristemente
si es que Dios se ha vuelto mudo...