Gobernar es Servir

Cuando los gobernantes al fin entiendan que gobernar no es mandar sino SERVIR; entonces y sólo entonces habrán verdaderas DEMOCRACIAS....


Y es que no queremos mandatarios, lo que queremos son SERVIDORES... servidores públicos...

Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

martes, 8 de enero de 2008

Roja rojita.

Nubes de metano olorosas y hediondas
salen de cada uno de los anos del planeta
y ascienden, alcanzando altitudes estratosféricas.

Densas nubes de metano hay, sobre la atmósfera,
cubierta de desesperanza ozónica.

Mientras;
aquí abajo,
en la palma de tu mano
mi asmática, entrecortada respiración
pide; de rodillas, perdón
a tu inanición corporativa.

Las cooperativas no cooperan,
se desintegran al compás del egoísmo.

Revolución, hermosa palabra, rayada como viejo disco,
cambio, cambio, cambio, cambio ansioso y deseado,
¿cambio de qué?
¿de populismo por populismo?
Todo sigue igual que hace eones
- o incluso peor, mucho peor-
siempre los mismos cuentos burdos.

Y mientras nos aplican el síndrome de la rana hervida,
dice y comenta el refrán:

" Aunque la mona se vista de seda
mona se queda".
Mona sedosa y muy mona, bella ella -la mona-
pero mona al fin, (peluda y bembona).

Y queriendo parafrasear, podría decir las palabras más cansonas esta noche:
Aunque la guanábana se coloque boina roja,
sigue siendo guanábana.

Y es que aquí, el único cambio verdadero ha sido
el mutar de la tan dichosa guanábana
en tomate, o en pomarrosa, o en el interior de la patilla.
(o como quien quiera, prefiera).

Ha muerto la oligarquía bipartidista.
¡Que viva la oligarquía comunista!
Roja rojita...

Y mientras acontecen estos extraños acontecimientos;
doña Democracia; vestida de gala, se asila
en la embajada de Pachulí,
y creyéndose libre al fin

No hay comentarios: