Buscar este blog

jueves, 3 de febrero de 2011

El Dragón (el que tenga cola de paja que se la sople)


 Dibujo de Camelia Davidescu


Las caracolas se esconden bajo la arena
y esquivas, tratan de sobrevivir dejando su legado
pero hay depredadores al asecho
pero hay envidias facinerosas tendiendo su emboscada
pero hay flamígeras hambrunas asesinas asediando toda playa
y perversos vampirismos clamando juicios y venganzas
y el inocente vuelve a saborear la amargura del cadalso
y el inocente despreciado, lapidado, mutilado y torturado nuevamente
calla como hicieran sus ancestros
calla como hicieran tanto héroes como mártires
mas YO NO CALLO

¡YO NO!

Cada quién se haga su rumbo con los callos de sus manos
cada quién abrace vocaciones falsas o sinceras
cada quién se esfuerce por abrir los portones de la luz
o prefiera permanecer entre tinieblas
si nadie me hostiga dejaré al Universo aplicar sus leyes sempiternas
-semejanza y compensación-
mientras yo, tan mansito como abeja miraré para otro lado
pero no quieran entrar en la guarida del dragón
ustedes las harpías de las lenguas desleales
porque las desplumo con el fuego de mi verso y mi poema

No hay comentarios: