Buscar este blog

sábado, 5 de febrero de 2011

Prostitución Infantil

 Dibujo de Camelia Davidescu


Yo no sé lo que me pasa,
no sé bien qué están haciendo,
meten manos sin permiso
mientras ríen como hienas
y me tocan y me soban
y me aprietan las nalguitas
y no sé lo que me pasa
río y lloro al mismo tiempo,
tengo miedo tengo angustia
y un placer que no comprendo…

¡No lo quiero este placer!
¡No lo quiero y no lo quiero!
pues los años no me alcanzan
por saber qué estoy haciendo
ni entender qué estoy sintiendo.
Es terrible este tormento
de sentirme amurallada
de sentir esto que siento
-sensaciones tan extrañas-
y estas ansias traicioneras
que me agitan emociones
mientras usan este cuerpo
sin pedir consentimiento.

Y me duele lo que me hacen
y quiero salir corriendo,
y me gusta lo que siento
y me odio, me aborrezco
y me muero poco a poco
muy adentro muy adentro
pero a nadie yo le importo
soy juguete en vanas manos
soy carnada y soy festín
para crueles desalmados
quienes comen sin piedad
mi futuro y hasta mis sueños.

Pero ¿a nadie ya le importo?
¿nadie ayuda al desvalido?
¿dónde está mi caballero?
¿quién vendrá pues a salvarme?
Matarán a mi autoestima,
destruirán toda confianza,
y odiaré al mundo entero
por tenderme esta desgracia…

Y me muero despacito
poco a poco muy adentro.



No hay comentarios: