Buscar este blog

viernes, 20 de mayo de 2011

Niños



Hay un niño que se queja de su suerte
y otro niño que se come su sudor
hay un niño susurrándole a la muerte
pues  la vida se le escapa sin pudor;

y hay un niño que se bebe hasta su llanto
con sus lágrimas calmándole la sed
que produce el abandono y desencanto
que  le angustia sin cuartel y sin merced.

Y hay pelotas y juguetes y regalos
persiguiendo las canciones y las risas
nunca piensan que los niños sean malos
ni pretenden desterrar tales sonrisas...

Y los hay abandonados, vagabundos
recorriendo en soledad los callejones
imaginan en silencio nuevos mundos
sin tormentas, tempestades, nubarrones.

Tantos niños, tantas vidas irrequietas
tantos sueños que asesinan porque si
ilusiones dando alegres volteretas
y lamentos sin calor ni frenesí.

Y nos duelen esos duendes bendecidos
y nos duelen esas ninfas hermoseadas
mas dejamos que perezcan sin sus nidos
o dejamos que marchiten deshojadas...

No hay comentarios: