Gobernar es Servir

Cuando los gobernantes al fin entiendan que gobernar no es mandar sino SERVIR; entonces y sólo entonces habrán verdaderas DEMOCRACIAS....


Y es que no queremos mandatarios, lo que queremos son SERVIDORES... servidores públicos...

Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 17 de octubre de 2011

Dormían las banderas



Dormían las banderas, dormían las campanas
no había ya fronteras, tan sólo caravanas
de hermanos hermanados al lomo de las brisas,
de hermanos embriagados por cantos y sonrisas.

Dormían las metrallas, dormían los fusiles
no había ya guerrillas ni guerras ni conflictos.
En alto las barbillas, los goces irrestrictos
callaron las batallas que hiciéronse pueriles.

Así es que amanecía un tiempo de jolgorio
en que la paz mecía su nuevo repertorio
de abrazos solidarios de ideas liberales
de vidas sin horarios y risas a raudales.

Si el tiempo permitiera quisiera trasladarme
a un mundo que es quimera, a un mundo que desarme
las quejas en la hoguera
del falso egocentrismo...
a un orbe en que es verdad la paz y la hermandad
y todo es alegría, bondad, sinceridad...




sábado, 15 de octubre de 2011

El Bebé



Llega el hombre sin nación
con su encanto universal
con su gracia elemental
y su enorme corazón.

Llega el hombre sin fronteras
a bailar nueva tonada
a cantar esta balada
de hermandades extranjeras.

Llega el hombre sin enojo;
ciudadano del planeta,
quien; por su alma de poeta,
jamás mira de reojo...

¿Y la guerras?: malos sueños
que quedaron cual pasado
y el futuro está bordado
con los rostros más risueños

Ya no hay llanto, ya no hay hambre
ni violencias ni resabios,
ya no existen los agravios
que viajaban en enjambre.

La raigambre ya trasciende
todo el orbe de este mundo...
Ya no hay nada tremebundo
ni hay tristezas ya; por ende.

Y por ende un nuevo ciclo
inaugura la bondad
de esta nueva humanidad
que pasea en su triciclo.

Llega el hombre sin frontera,
con su enorme corazón
llega el hombre sin nación
asomando donde quiera...

Trae sonrisas y alegría
como único equipaje
llega presto al abordaje
de este mundo sin hombría...

Trae amor...y fantasía
tierno engendro del futuro
ya sin prisa, sin apuro
torna todo en ambrosía